¿Cuál es la Historia?

Epica y Decadencia de los Mercados Financieros

Obsesión por las cíclicas

Cíclicas

En el suplemento «Ecobolsa» del periódico «El Economista» en su edición del pasado fin de semana (N. 4680, 22 de mayo de 2021) vienen publicadas tres entrevistas con algunos de los gestores de cartera de las entidades bancarias para las cuales trabajan: CaixaBank (AM), Santander (Global Multiasset Solutions) y BBVA (Asset Allocation AM). Pese a que el contenido de esas entrevistas es el que cabe esperar, dadas las circunstancias del mercado, merece la pena leerlas detenidamente entre líneas por facilitar algunas pistas acerca de la actual estrategia de las manos fuertes, que como todo el mundo sabe, casi nunca coincide con la manipulada opinión del inversor de a pie. Mucho menos con las expectativas de toda esa legión de especuladores con poca experiencia que se mueven a rebato de rumores en Internet y consejos de sus plataformas de trading.

Veamos. La primera entrevista se la hacen los tres reporteros del medio (A. Alonso, C. García y J. Gómez) a Santiago Rubio, Director de Estrategia de Inversión de CaixaBank AM. El mensaje es claro: «Cíclicas, cíclicas, cíclicas». Si quieres rentabilidad, olvídate de los bonos y mójate en el mercado de renta variable. Pero sobre todo, no olvides comprar valores cíclicos porque es el momento. Bueno, si quieres, puedes añadir algo de deuda subordinada bancaria. Pero no te olvides de las cíclicas. Nunca un gestor de cartera fue tan explícito en su dictamen. O se trata de una persona extremadamente generosa, que tiene la intención de compartir su experimentado pronóstico con el resto del mundo, o queda claro en qué tipo de valores están ya posicionadas las carteras de su banco.

La segunda entrevistada es Cristina Rodríguez Iza, Directora de Global Multiasset Solutions en Santander Asset Management. Si les cuesta leer la denominación de su cargo, prepárense para una serie de preguntas y respuestas trufadas de frases hechas y tecnicismos financieros anglosajones. Mi opinión personal es que la Sra. Rodríguez Iza, a diferencia de los elocuentes y honestos gestores de cartera de CaixaBank, ni siquiera entiende lo que ella misma dice. El último de los especialistas interpelados es Jaime Martínez, gestor de carteras del BBVA. Más discreto y menos críptico que sus colegas, se limita a decir lo que todos sabemos: que hay que estar en renta variable y que los mercados más interesantes se encuentran en Europa y EEUU, en detrimento de Asia y los emergentes.

¿Cómo se ha de leer todo esto? El pequeño inversor es quien decide. Puede seguir al pie de la letra los consejos de su asesor personal en el banco o la caja de ahorros. El analista independiente Alberto Iturralde ya avisó la semana pasada en su programa de Capital Radio, muy pronto veríamos a los comerciales de banca llamar en tropel a los clientes para ofrecerles la gama habitual de fondos de inversión, productos estructurados y demás. Si los analistas a sueldo de los institucionales y las manos fuertes hablan tanto de las extraordinarias perspectivas de futuro de las cíclicas y otros valores de renta variable, ello se debe a que seguramente ya los tienen en cartera desde hace algún tiempo y necesitan deshacerse de ellos como sea.

Es como cuando en el restaurante el camarero te dice que el salmón al horno es tu mejor alternativa del día. Seguramente le quedan en la cocina unas cuantas porciones y no sabe cómo deshacerse de ellas. Por hacerle un favor, el cliente discreto le sigue el juego y acepta la recomendación. Pero en el banco la caballerosidad está de sobra, porque no hay posibilidad de un win-win. Si quieres fondos de inversión atiborrados de cíclicas y acciones europeas, tú mismo. En cualquier caso, no pienses tanto en lo que puedas ganar o dejar de ganar, sino en la gestión sensata del riesgo. El dinero te pertenece a ti, no al banco. Si tienes dudas, pon tus fondos a plazo. Perderás un poco debido a la inflación, quizás un 1%. Pero no tanto como cuando el mercado se da la vuelta, contra el oráculo de los gestores de cartera -pero muy a favor de los intereses de sus patronos- y cae un 15, un 20% o más.

Leave comment