¿Cuál es la Historia en Bilbao?

Reinvención de una ciudad en declive

Bilboterapia

Bilbao después del Coronavirus

Para una ciudad como Bilbao, que por culpa de la pandemia del Covid-19 ha visto naufragar el paradigma de desarrollo improvisado en torno al Guggenheim, las industrias culturales, la gestión de eventos, la gastronomía y el turismo, se impone la necesidad de reinventarse. Aunque esto resulta fácil de decir, diseñar una estrategia es harina de otro costal. La ciudadanía, recién liberada de sus cierres perimetrales, vuelve a solazarse en las terrazas de los bares. Una vez dejados atrás estos momentos iniciales de alivio, tarde o temprano caerá sobre todos nosotros una pesada losa de angustia y preocupaciones derivadas de la incertidumbre y el miedo a lo que nos pueda reservar el futuro.

Bilbao moderno
Bilbao: un caleidoscopio de estilos que refleja la perplejidad del presente.

Ante un nuevo comienzo ayuda saber quiénes somos, de dónde venimos, qué hicieron nuestros antepasados, cómo resolvieron los problemas de su época y de qué modo se las ingenieran para salir adelante. Porque ese es el espejo en que nos hemos de mirar para adquirir el convencimiento de que, si ellos lo hicieron -a veces en circunstancias mucho más precarias que las actuales-, nosotros también podemos.

No es que la clave de nuestro futuro esté en el pasado: esa es una idea peligrosamente reaccionaria que, aunque tenga su parte de verdad, de poco sirve a la hora de hallar soluciones satisfactorias y prácticas a los problemas del día a día. Las claves del futuro más bien se han de buscar en el modo en que planteamos los desafíos del presente y nos las ingeniamos para encontrar la salida del laberinto.

Por ello, en las páginas que siguen se hablará del Bilbao actual en conexión con el de otros tiempos. No tanto para alimentar nostalgias y entretener con anécdotas de tiempos pasados como con cierta finalidad terapéutica, para que el lector perciba que algo del carácter de ese Bilbao invencible y eterno ha quedado flotando en el aire, para apoyar moralmente y fortalecer la autoestima de los bilbainos y las bilbainas de hoy. La calidad de lo que escribo se ha de juzgar por el éxito que tenga en este propósito.