¿Cuál es la Historia?

Crónicas Emprendedoras del Nuevo Bilbao

Ambigüedad en torno a las sanciones por incumplir el confinamiento

Confinamiento

En teoría, estar fuera de casa fuera de la franja horaria que te corresponde puede acarrearte una multa de entre 600 y 30.000 euros. Y no es broma. Esta mañana, al salir a por el pan, he visto cómo la Ertzaintza empapelaba a dos viejos por estar subidos a la bicicleta a las 12.00, hora del día que permite a jubuletas coñones invadir impunemente las aceras, pero al parecer no emular a sus ídolos del ciclismo vasco, aun cuando estén en forma física para hacerlo. ¿Qué significa exactamente incumplir una Real Decreto como el 463/2020 que, según el parecer unánime de todos los expertos en doctrina jurídica, no solo carece de potestad para imponer sanciones directas, sino que además puede incluir aspectos de dudosa constitucionalidad? Este artículo, escrito por el abogado Aitor Prieto Razquin, constituye un perfecto resumen del carácter contradictorio y surrealista de la normativa.

La conclusión parece obvia y además muy simple: en un entorno de ambigüedad jurídica como la que regula -o mejor dicho complica- el confinamiento, los criterios para buscarte problemas, aparte de tu propia insensatez, los fija la valoración subjetiva de los agentes de la ley. No pueden multarte solo por estar en la calle. Lo único que pueden hacer es «proponerte para sanción» (lo que dicen es que te van a denunciar, pero no está claro si quiere decir exactamente lo mismo).

La policía es quien decide no solo hasta qué punto vulneras el Decreto, sino también el carácter lesivo que tu acto de rebeldía tiene para la salud pública o la seguridad ciudadana. En principio, si dejas que te lean la cartilla, obedeces y te vuelves a casa, no tendría por qué pasar nada más. Otra cosa es cuando discutes con la autoridad, te niegas a identificarse u opones resistencia. Entonces sí que se te cae el pelo. Pero eso sucede en todas partes con #Coronavirus o sin él.

En resumen, que de momento nadie sabe del tema más de lo que puedes leer aquí. Y cuando la situación se aclare, ya habrá pasado la pandemia y estaremos en plena fase de desescombro de todo el vertedero de procedimientos sancionadores acumulados durante la cuarentena en las Delegaciones del Gobierno, que son las encargadas de tramitarlos. Por el momento hay ya más de 700.000. De modo que cuando le toque al tuyo, a lo mejor ya han inventado una vacuna y todo.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.