¿Cuál es la Historia en Bilbao?

Reinvención de una ciudad en declive

Israel en Bilbao

Rodica Radian-Gordon

En todas las ciudades españolas existe un considerable interés hacia Israel y la cultura judía. Dicho interés guarda relación con ese pasado que, por desgracia, dejó de ser común en 1492. Antiguos barrios judíos, familias descendientes de hebreos, asociaciones culturales y una amplia afición ciudadana formada por personas que, en un modo u otro, se sienten identificadas con la causa del Estado de Israel. Existe un substrato favorable para el florecimiento de las relaciones culturales y diplomáticas entre España y la nación hebrea. A un siglo escaso de la promulgación del histórico decreto de la Dictadura de Primo de Rivera que propiciaba la devolución de la nacionalidad española a los descendientes de judíos sefardíes expulsados por los Reyes Católicos, se puede decir que hoy el suelo está abonado para que cualquier iniciativa del Estado de Israel en España tenga probabilidades de prosperar. En realidad, muchas más de las que los representantes diplomáticos de Tel-Aviv podrían imaginar.

Sin duda alguna es este entorno favorable y las afinidades sociales y culturales preexistentes lo que explica el rotundo éxito de la recepción dispensada el pasado lunes 13 de septiembre a la Embajadora de Israel, Sra. Rodica Radian-Gordon en Bilbao. Con motivo de una cena-coloquio organizada en la Sociedad Bilbaina por Jon Gotzon Laburu, Presidente de la Asociación Vasca de Amistad con Israel (AVAI). Convocada en un principio para un reducido grupo de 25-30 personas, hubo de ampliarse el aforo hasta más de un centenar de asistentes, dado el vivo interés por parte de nuestra ciudadanía.

A través de sus respuestas a las cuestiones planteadas por el público, la Embajadora expuso las líneas principales de cooperación que el Estado de Israel aspira a consolidar en España: Nuevas Tecnologías, Movilidad Eléctrica, Inteligencia Artificial, Sostenibilidad, Smart Cities, Turismo, Gobernanza Empresarial e Igualdad de Género y Oportunidades, etc. Sobre todo en el ámbito de la Ciberseguridad y la Inteligencia Artificial existen ya contactos con empresas y asociaciones del País Vasco. También se aspira a fomentar las relaciones económicas de diversos proveedores industriales con Israel, país que pese a su carácter puntero en tecnologías de defensa e información, precisa una modernización de infraestructuras de base, principalmente ferroviarias y de transporte público.

Otra de las ventajas de una colaboración con las empresas vascas, sobre todo en regiones tan fuertemente afectadas por la crisis como Bizkaia y el Gran Bilbao, reside en la posibilidad de que Israel pueda beneficiarse de los cuantiosos fondos de ayudas europeas del Covid-19, a través de proyectos tecnológicos, servicios de ciberseguridad, ingeniería de baterías eléctricas y otras actividades comerciales. Israel es un país al que nada tenemos que enseñar en cuestión de ingeniería y tecnología, pero necesita divisas y recursos financieros para equilibrar su balanza de pagos y estabilizar su economía. En el sector exterior israelí lo que hace falta no son ingenieros, sino hombres de negocios y representantes comerciales. En tal sentido las relaciones con la industria vasca pueden llegar a ser mutuamente provechosas.

Leave comment