¿Cuál es la Historia?

Crónicas Emprendedoras del Nuevo Bilbao

Precaria situación de la hostelería en Bilbao: hasta el 1 de julio no se funciona al 100%

Hostelería

El otro día tuve el privilegio de contemplar algo hasta la fecha nunca visto en Bilbao: una manifestación de hosteleros. El hecho tiene su importancia histórica porque en toda la historia del mundo, que se sepa, es la primera vez que trabajadores autónomos que desempeñan una profesión no regulada salen a la calle a protestar. Algo malo tiene que estar pasando en la economía de este país para que, además de los sindicalistas y el personal de las residencias de la Diputación Foral, quienes se junten detrás de una pancarta sean dueños de bares, cocineros y virtuosos de la coctelera. Los motivos del descontento no eran evidentes hasta que se nos vino encima la crisis del #coronavirus. Una cuota del 30%, como preveía la primera fase del desconfinamiento, o incluso del 50%, como en la actualidad, resulta del todo insuficiente para que un local de ciertas dimensiones y un volumen de negocio vuelva, no ya a producir dinero, sino a cubrir sus mismos gastos de funcionamiento.

los únicos bares y restaurantes que se ven abiertos son aquellos que disponen de un sólido respaldo financiero o empresas familiares, en las que propietarios, cónyuges y los pobres diablos que han de heredar el valle de lágrimas que se extiende del lado de dentro de la barra meten horas para mantener el negocio en marcha.

Por no mencionar que llueve sobre mojado. Antes del Covid-19 el sector de la hostelería era uno de los más ferozmente castigados por las administraciones públicas. Hacienda Foral de Bizkaia incluso tenía previsto, para los ejercicios del 2021 y siguientes, acelerar la introducción de nuevas cajas registradores con el propósito de controlar hasta la última gilda.

Las circunstancias resultantes de la crisis del Coronavirus seguramente obligarán a establecer una prudente moratoria en este sentido. Por varias y convincentes razones. Aparte de que la hostelería es un mercado maduro y muy reñido –solo ganan dinero un 10% de los locales, mientras el 90 restante hace equilibrios en el umbral de la rentabilidad-, también es el sector más importante en la economía de Bilbao. Miles de familias dependen de él. Y eso significa votos.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.