¿Cuál es la Historia?

Crónicas Emprendedoras

Euskadi Esnatu: polémica migratoria en Bilbao

Garbigune de Sodupe

(Carta publicada por el autor en la sección «Enlace» de El Correo Español, lunes 8 de julio de 2019.)

Bilbao, como cualquier otra ciudad de Europa Occidental, vive a pie de calle el drama de las migraciones en clave de intrahistoria unamuniana, de un modo muy distinto a los políticos que hacen las grandes declaraciones y quienes negocian cuotas de refugiados en los foros internacionales. Hasta ahora eso no era un problema porque el conflicto vecinal carecía de voz en el mainstream informativo. Pero con Internet y las redes sociales, todo cambia. Hay un grupo de Facebook que se hace llamar “Euskadi Esnatu” (“Euskadi despierta”), con más de 300 miembros –tendencia creciente-, en el que, de manera no siempre ajustada a los requisitos de una información equilibrada y veraz, halla eco todo aquello que no tiene cabida en el libro de estilo de los medios. En tiempo real y de un modo vertiginoso, una masa creciente de internautas de Bilbao y alrededores comparten noticias y comentarios relativos a inseguridad ciudadana, fraudes de la RGI, agresiones sexistas, peleas callejeras e incluso destrozos en en el parque de bicicletas eléctricas del Ayuntamiento, perpetrados por menas y gamberros que deberían estar bajo la tutela efectiva de la autoridad foral.

De este modo, a través de un canal de difusión improvisado que nadie controla, se genera un doble efecto. Primeramente la impresión de que Bilbao es un campo de batalla urbano. Algo obviamente exagerado, pero que va a peor y puede complicarse a causa del autocumplimiento de las profecías. En segundo lugar, el desprestigio de las instituciones, cuya incapacidad para buscar remedios eficaces a los problemas de la ciudadanía queda expuesta a la luz. El problema, que no solo se da en Bilbao, sino también en otras ciudades de la geografía peninsular, se ignora mientras las administraciones locales y los políticos van a sus cambalaches de costumbre.

¿Qué hacer para evitar una crisis de confianza pública? En otros tiempos se hubiera intentado controlar el canal. Pero esto, en la era de Internet y el populismo desencadenado, ni siquiera resulta imaginable. El único modo de curar las cosas pasa no por los síntomas, sino por las causas de la enfermedad, con una política eficaz de integración de las masas migratorias: reglas claras, una exigencia de aceptar las normas de las sociedades de acogida y lucha eficaz contra la delincuencia y los radicalismos religiosos. En otras palabras, no es Euskadi la que debe despertar. Son las instituciones.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.