¿Cuál es la Historia?

Crónicas Emprendedoras

Fellow Funders: financiando al Unicornio

fellow funders team

El ecosistema emprendedor español tiene muchas asignaturas pendientes. Una de ellas, bastante previsible por cierto, es la de la financiación. Se trata sin lugar a dudas de una carencia hereditaria. ¿Qué otra cosa podría decirse en una sociedad como la nuestra en la que la cultura financiera se limita a los trámites notariales para la contratación de una hipoteca, y en la que el 90 por ciento de la población -incluyendo a las personas mejor formadas- es absolutamente incapaz de distinguir entre una acción, un bono y un depósito a plazo? De esta especie de paraíso terrenal de funcionarios y trabajadores por cuenta ajena, que hemos conocido durante generaciones, salen ahora, expulsados por imperativo del paro estructural y el cambio tecnológico, los Adanes y Evas adolescentes encargados de construir un nuevo mundo basado en la startup y la innovación permanente.

Y al salir, lo hacen con una mano delante y otra detrás. Cierto que bien pertrechados de ordenadores portátiles, smartphones y wearables. Sin embargo, padres y profesores no les han enseñado lo que, para sobrevivir en este valle de lágrimas de la digitalización, hay que saber en relación con el dinero y otras cuestiones. En casa les dieron consejos que hoy no sirven para nada. En las aulas les dieron planos de la Costa Azul para después mandarlos a explorar la Antártida. Y ahora les vemos ahí, en incubadoras que parecen barracones, con sus ilusiones y proyectos, sus ayudas públicas (cuando las hay) y su probabilidad de supervivencia del 1% o menos. No hace falta decir que la mayor parte de ellos y ellas, al igual que sus abuelos que hacían lo que se les mandaba en el banco o en la fundición de acero, siguen sin tener la más remota idea de lo que es una acción, una letra del tesoro o un depósito a plazo. Grave error, como diría Arnold Schwarzenegger en la película “El último gran héroe”, y no menos serio peligro.

Sarcasmos aparte, queda claro que esta historia tiene que dar un giro a mejor. La formación en finanzas no solo es un elemento importante de la nueva cultura emprendedora. Mejor deberíamos compararla con las botellas de oxígeno de un buceador. A pulmón o con un snorkel podrás coger un cangrejo junto a las rocas, pero no llegarás jamás hasta el galeón hundido con su cargamento de doblones de a ocho. Los unicornios no surgen de brumosas cumbres. Se crían en las caballerizas de un Fintech bien diseñado. ¿Aun no sabes lo que son las rondas de financiación, el premoney, la dilución, el sheet of terms, la due diligence? ¿Tampoco sabes cómo se valoran las empresas por cualquiera de los métodos tradicionales -activos netos, comparadores, flujos de capitalización de beneficios? ¿No te suenan de nada términos como scoring, exit o crowdfunding? Pues va siendo hora de que tires de Google para buscar un curso básico.

A mi, personalmente, me convencen mucho los de la madrileña Fellow Funders, sociedad de Crowdfunding constituida por Francisco Mariscal, Guillermo Azqueta y otros antiguos directivos del Banco Santander para establecerse en el novedoso campo de las finanzas orientadas al sector de la Startup. El último seminario tuvo lugar en Bilbao el pasado 14 de febrero, bajo el patrocinio del servicio DayOne de CaixaBank y en presencia de un público compuesto por personal bancario, emprendedores, inversores potenciales y algunos business angels. A lo largo de su exposición, el carismático y sosegado Francisco Mariscal, CEO de Fellow Funders, no solo puso a disposición de los presentes la oferta de asesoramiento y capital de su empresa. También explicó los conceptos básicos de tecnología financiera aplicada a un entorno tan duro y complejo como la aportación de medios económicos a startups.

El programa se cerró con la presentación de dos proyectos de gran interés participados por Fellow Funders: Mini Shoes, una startup de calzado infantil on line creada por Rosario Cruz-Conde, y Wow Trip, empresa joven de turismo que se dedica a la comercialización de viajes sorpresa a destinos desconocidos, encabezada por Alberto Alcolea. Como invitado especial, Gorka Muñecas, de Bilbao Startup City, aprovechó la ocasión para dar a conocer la primera plataforma dirigida al fomento de un ecosistema independiente de Startups en Bilbao.

A lo largo de las dos horas y media que duró el cursillo -y que en modo alguno se hicieron largas- son varias las conclusiones que cualquier emprendedor podría haber extraido: una, que la calidad de los equipos puntúa más que ninguna otra cosa en el scoring. Y otra, que una actividad de ventas temprana es clave para que los parámetros de valoración se vayan hacia arriba, decidiendo así entre el fracaso y el triunfo en la primera ronda de financiación.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.