¿Cuál es la Historia?

Crónicas Emprendedoras

Dos geólogas en la Nueva Economía

En el B-Venture Bilbao 2018 tuve ocasión de entablar conversación con Bárbara Casas y Olaia Ecenarro, dos geólogas que atendían el stand de una cooperativa de reciente creación llamada Ekobideak. La empresa es única en su especie, ya que se dedica a promocionar el conocimiento geológico aplicado a un número de campos muy habituales como escenario de mercado de la actividad emprendedora: educación, geoturismo, gestión medioambiental, exploración de recursos naturales y otros por el estilo que de algún modo u otro puedan ponerse en contacto con todo eso que hay debajo de nuestros pies, en lo que casi nunca nos detenemos a pensar y que, dicho sea de paso, desempeña un papel de indudable interés para el futuro de la civilización: minerales, fallas tectónicas, yacimientos de petróleo, acuíferos, gases radioactivos y calor terrestre.

Casas y Ecenarro pueden hablar de estos temas con un entusiasmo que contrasta notablemente con la actitud de indiferencia que desde medios oficiales se mantiene con respecto a las Ciencias de la Tierra. Cuesta creerlo pero es así: en los diversos planes educativos de la Unión Europea, la Geología ocupa una posición cada vez más desatendida. No debería ser así; pero a la espera de que los burócratas de Bruselas cambien de opinión, el suelo que pisamos, con todas las riquezas materiales y de conocimiento que contiene, queda a la iniciativa particular de quienes hayan decidido dedicarle una vocación profesional, que en este caso es también empresarial.

La startup Ekobideak, fundada por el profesor Imanol López, geólogo de la UPV, plantea su visión en términos muy concretos: poner en valor social el conocimiento de geólogos y geofísicos, generar interés público hacia el tema y nuevas vocaciones en el sistema educativo; y, finalmente, convertirse en una referencia para el turismo geológico en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Para ello la empresa ofrece una amplia gama de servicios relacionados con la geología: excursiones guiadas, itinerarios geológicos, conferencias sobre minerales y fósiles, materiales educativos e infoproductos varios.

Las Ciencias de la Tierra son importantes, y no cabe duda de que en el futuro han de jugar un papel mucho más importante del que en la actualidad les asignan las directrices burocráticas de la Unión Europea. Contribuir a modificar la percepción pública hacia este dominio del reino natural -que no es tan inerte ni está tan muerto como pensamos- es un objetivo que ya de entrada tiene mérito por el reto que supone. En un siglo XXI dominado por el paradigma ecológico, sorprende comprobar lo poco que nos interesa el interior del planeta. Conocemos la composición de la atmósfera de Marte y otros planetas que están a cientos de millones de kilómetros, pero no tenemos ni idea de lo que hay a solo 500 metros por debajo de nuestros pies.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.